La Tercera Ola de Internet

Entramos en la era de disrupción de las principales industrias

Hace un par de semanas tuve el gusto de dar una charla en Barcelona Tech City. En esta charla, hablé de la evolución de eDreams y también de algunos conceptos que me parecen interesantes y relevantes de cara al futuro de las startups y del ecosistema digital. Aquí describiré con un poco más de detalle dos de estos conceptos.

1. La Tercera Ola

En su libro The Third Wave, Steve Case explica que estamos en los inicios de la tercera ola de internet.

Entre 1985 y 1999, las startups de la primera ola construyeron la infraestructura para un mundo online. AOL, IBM, Apple y Netscape son algunas de las empresas que destacaron en esta primera ola.

Del 2000 al 2015, el software y las apps dominaron la segunda ola. En esta ola, las redes sociales y las aplicaciones móviles cambiaron radicalmente nuestras vidas. Es la época de Search, Social, eCommerce y Mobile. Startups como Google, Facebook, Amazon y Booking nos ordenaron la información y nos facilitaron el acceso a todo tipo de productos y servicios. Pero su uso seguía siendo opcional; mientras algunos veían enormes ventajas en reservar sus viajes online, otros preferían seguirlo haciendo en la agencia de viajes de la esquina de toda la vida. El éxito en la segunda ola se basaba en el producto y de los usuarios/clientes.

A partir del 2016, entramos en la tercera ola, que traerá un cambio estructural y transformacional a la forma forma en la que vivimos. Case destaca que será una época marcada por la disrupción de los principales sectores de la economía, aquellos que tienen el mayor nivel de regulación y relación con la administración pública:
– Sanidad
– Educación
– Transporte
– Energía
– Alimentación

Ya se verá cuales serán las empresas que sobresalgan en la tercera ola, pero no cabe duda que empresas como Amazon, Facebook ó Google parten con una gran ventaja y serán protagonistas de una forma u otra.

Para tener éxito en la tercera ola no será suficiente con el producto y la viralidad. Según Case, los siguientes tres factores serán esenciales.

Policy

En la segunda ola no era imprescindible la negociación con distintas entidades públicas; los emprendedores evitaban al máximo tener que lidiar con reguladores y gobierno. Esto cambia en la tercera ola ya que los sectores de la economía que se verán más afectados son aquellos que tienen un alto nivel de participación del sector público. A medida que internet se va adentrando en los grandes sectores de la economía, se incrementará la necesidad de colaboración con los gobiernos y con las entidades regulatorias. Además, en sectores como sanidad, el gobierno es encima uno de los principales consumidores. Los emprendedores no tendrán más remedio que colaborar y tener un mayor diálogo con el gobierno. Y los gobiernos tendrán que adaptarse y apoyar a los emprendedores y a las iniciativas de la tercera ola de forma más responsable, profesional y eficiente de lo que han hecho hasta ahora.

Partnerships

Para disrumpir en los sectores de la tercera ola, será necesario trabajar en colaboración con las diferentes entidades involucradas: agencias gubernamentales federales y locales, organismos reguladores, grupos de presión, asociaciones profesionales, sindicatos, consumidores, etc. Esta dinámica es muy distinta a la de la segunda ola, en la que emprendedores podían trabajar por su cuenta en su dormitorio o en el legendario garaje. Mark Zuckerberg no necesitó ni de hardware ni de partnerships para lanzar Facebook. Lo que fue la regla en la segunda ola, será la excepción en la tercera. Ya no valdrá ir por libre.

Perseverancia

Será más complejo tener éxito en tercera ola. Ya no será cosa de desarrollar una app y subirla al App Store. Se necesitará paciencia y disciplina para conocer a fondo el sector, entender sus dinámicas, descifrar el rol y las reglas de juego de las distintas entidades, y navegar con éxito los laberintos y la burocracia de la administración pública. Habrá que ir más allá de la tecnología y el marketing, y eso implica que el camino a recorrer será más largo. No será suficiente con los emprendedores “en serie” de la segunda ola. Se necesitarán emprendedores con voluntad de crear empresas con permanencia e impacto a largo plazo y que no se queden sólo en la fase inicial (startup).

Emprendedores y profesionales como Felix Campano, Roger Casals o Miquel Marti ejemplifican estas 3 cualidades tan importantes en la tercera ola. Felix (fundador de bob.io) está logrando superar todo tipo de barreras administrativas y de seguridad y consiguiendo los permisos necesarios de AESA (Agencia Española de Seguridad Aérea) y AENA (operador aeroportuario) para poder facturar desde la casa del viajero. Poca gente como Felix conoce con más detalle la legislación aérea acerca de la gestión de equipajes, y actúa con la enorme disciplina a nivel local país tras país hasta tener un servicio global de puerta a puerta. Roger (fundador de Plazah) por su parte, está convencido que la tercera pata del retail será el personal commerce, el cual complementa perfectamente con las limitaciones del ecommerce y el retail tradicional brick and mortar. Miquel (CEO de Barcelona Tech City) ha sabido colaborar con un sinnúmero de entidades públicas y privadas para lanzar nuevos proyectos y espacios en Barcelona y acelerar el ecosistema tecnológico de la ciudad.

Basta con leer las noticias para darse cuenta de que la estrategia de “más vale pedir perdón que permiso” no será el camino a seguir para crecer en los sectores más regulados. Abajo vemos algunas noticias recientes sobre los patinetes eléctricos:

Fuente: El Periódico
Fuente: El País

Y no solo en España. La agencia municipal de transporte de San Francisco decidió hace unas semanas reducir de 12 a 2 el número de startups de patinetes eléctricos que pueden seguir operando en la ciudad. Las startups elegidas por la agencia municipal de transporte no fueron los unicornios Lime y Bird, pioneros en el servicio de patinetes eléctricos en SF. En este contexto, Ben Thompson (fundador de Stratechery.com) destaca que la regulación puede ser la principal ventaja competitiva en este mercado:

“This action really brings home the possibility that the ultimate moat when it comes to scooters will be government regulation”

Y tampoco se salva Airbnb, paradigma de la economía colaborativa. Nueva York, Paris, Londres, Palma de Mallorca, Barcelona Amsterdam y Berlin son algunas de las ciudades que en los últimos meses han impuesto serias restricciones a Airbnb. Echándole un vistazo a las ofertas de empleo de Airbnb vemos la importancia que le están dando a la colaboración con la administración pública. Airbnb tiene más vacantes en su departamento de Public Policy que en legal o diseño.

No solo las startups no tendrán más remedio que colaborar más intensamente con las entidades públicas y privadas. Los gobiernos locales y federales tienen también la obligación de trabajar de forma más coherente y menos arbitraria para que los cambios que se buscan en la tercera ola tengan un impacto positivo en la sociedad. La clase política tiene que ponerse a la altura de las circunstancias y actuar con sensatez y con una visión a largo plazo. Este es un reto bastante más ambicioso que diseñar vehículos sin conductor.

Fuente: El Confidencial

2. Rise of the Rest (≃ el auge del resto)

[Proceso de transformación industrial de la 3era ola]
+
[menores barreras de entrada que permiten que más personas puedan empezar negocios]
+
[mayor acceso a financiación]
=
Rise of the Rest

Este es otro concepto importante en la visión de futuro de Steve Case, que abre nuevas posibilidades a nivel personal y regional.

Rise of the Rest — Personas

Las mayores facilidades de montar nuevos negocios en los grandes sectores de la economía real permiten que muchas más personas puedan emprender. Sobre todo personas que estaban tradicionalmente sub-representadas en las startups. Cuando todos tienen la posibilidad de montar un negocio, sobre todo aquellos que conocen o sufren de una manera más intima la problemática que se intenta solucionar, se dispara la innovación y aumentan las probabilidades de éxito.

Rise of the Rest — Regiones

La innovación y disrupción dejará de ser monopolio de Silicon Valley. De hecho, si vemos el origen de las startups unicornio, ya vemos que hay una mayor representatividad de otras zonas de influencia. Y no es que Silicon Valley vaya a la baja, sino que otras ciudades en Estados Unidos y el mundo están experimentando un auge.

Fuente: Elaboración propia

A pesar de que virtualmente todas las startups de Silicon Valley dicen que están cambiando el mundo, muchas de ellas no necesariamente están resolviendo los problemas de mayor impacto en la humanidad. Recién llegado a California, me encontré con un artículo en Business Insider titulado 25 hottest startups in San Francisco que me dejó claro esto. Algunas de las startups que destacaban son (💥= han desaparecido desde entonces):

– Le Tote — alquiler mensual de ropa y accesorios para nunca repetir ropa
– Booster Fuels: repostaje mientras trabajas
– Bannerman: seguratas para tus eventos
– Luxe Valet: para no perder tiempo aparcando 💥
– Parenthoods: red social para madres y padres
– Juicero: exprimidor para zumos inteligentes💥
– Shyp: entrega a domicilio para no tener que ir a correos 💥
– Clara Labs: asistente personal automatizado
– ODately: asistente personal para online dating para millonarios 💥
– BloomThat: envío de flores
– Teespring: diseño de camisetas de alta calidad
– Move Loot: marketplace para compraventa de muebles 💥

Estas startups no parece que vayan a cambiar el mundo (algunas de ellas parece que quieran hacer de nosotros unos inútiles). Pero en todo caso, este tipo de startups tienen cierto sentido para un reducido segmento de la población; aquellos que viven en centros urbanos y con alto poder adquisitivo. Resulta evidente que muchos socios de Venture Capital acaban invirtiendo en startups que resuelven “problemas” con los que ellos (hay pocas “ellas” en VC) se sienten personalmente identificados, lo que lleva a que las startups fondeadas sean las que están enfocadas en los grupos de mayor nivel socioeconómico.

El concepto de Rise of the Rest significa que los emprendedores reflejarán mejor a la sociedad y muchas de las nuevas startups estarán volcadas en resolver problemas reales en sectores complejos y con impacto transformacional en la sociedad. Habrá cada vez más emprendedores con una mayor diversidad de experiencias y perfiles que buscarán resolver problemas que les afectan directamente a ellos. Es decir, problemas que afectan a un mayor conjunto de la sociedad. Y las startups no tendrán que emigrar a Silicon Valley. Lo más lógico es que estén situadas lo más cerca posible de dónde están los problemas y las soluciones.

Por ejemplo, las próximas grandes innovaciones en transporte urbano podrían venir de la Ciudad de México, con una población de 22 millones de habitantes. Nueva Orleans después del huracán Katrina se vio ante la necesidad de reformar su sistema educativo y ahora está atrayendo a muchas startups de EdTech. La situación geográfica y política de Israel explica los importantes recursos dedicados a innovar en el area de agricultura/alimentación, y podría situar a Galilea como uno de los principales polos mundiales de FoodTech. Pittsburg, ciudad con enorme tradición industrial y sede de Carnegie Mellon (#1 en robótica entre las universidades americanas) es una ciudad muy atractiva para startups de robótica.

En resumen, el camino a recorrer en la tercera ola será más largo y más complicado, pero el impacto en la sociedad será más profundo y el esfuerzo más gratificante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s