El Fútbol de Posesión no Tiene Premio en el Mundial de Rusia 2018

La posesión deja de ser una estrategia ganadora

En el 2009, el Barça ganó la Liga, la Copa y la Champions con un fútbol de posesión. En el 2008 y 2012, España ganó la Eurocopa y en el 2010 ganó el mundial de Sudáfrica también con un fútbol de posesión. Lo mismo Alemania cuando ganó el mundial de Brasil 2014.

Pero en el mundial de Rusia 2018, los buenos resultados no acompañaron a los equipos que tuvieron mayor posesión del balón.

De los 64 partidos del mundial 2018, en 24 ocasiones un equipo tuvo posesión superior al 60%. Pero de estos 24 sólo 7 ganaron el partido, contra 9 derrotas y 8 empates. En 6 de los 16 partidos de la fase de eliminatorias (octavos de final, cuartos de final, semifinales, tercer puesto y final), hubo un equipo con posesión superior al 60%. De estos 6, ninguno ganó su partido: 4 derrotas y 2 empates. En Brasil 2014, la posesión tuvo mejores resultados en la fase eliminatoria. En 4 de los 16 partidos hubo equipos con posesión superior al 60%, y 3 de ellos ganaron y el otro empató.

Si comparamos el promedio de posesión en la fase eliminatoria de los mundiales 2014 y 2018, vemos diferencias importantes. Los equipos que acabaron ganando en el 2014 tuvieron un promedio de posesión del 53%. En cambio en el 2018, los equipos vencedores tuvieron un promedio de 45% de posesión. En Rusia 2018, los equipos que perdieron tuvieron una posesión del 55%.

Promedio de posesión de balón en victorias, empates y derrotas en las fases de octavos, cuartos, semifinales y final

En Rusia 2018, tres equipos tuvieron una posesión superior al 60% como promedio en sus partidos: España con un 69%, no superó los octavos de final. Alemania, con un 67% no pasó de la fase de grupos. Argentina, con un 64%, se quedó en octavos. Los tres equipos fueron unas de las mayores decepciones del mundial. Por el contrario, Rusia y Suecia llegaron a cuartos de final con un 39% de posesión promedio en sus partidos. Equipos como Inglaterra y Bélgica que llegaron a semifinales supieron combinar una mayor posesión del balón con un ataque directo.

Abajo podemos ver algunos de los partidos que reflejan que la posesión no se traduce en resultados. España, con un 75% de posesión y 1137 pases, no pasó del empate frente a Rusia a quien también cuatriplicó en número de pases (1137 vs 284). En la fase de grupos, Corea del Sur doblegó a Alemania 2–0 a pesar de tener el balón un 30%. México también le ganó a Alemania con un 40% de posesión, pero cayó frente a Suecia 3–0 con una posesión del 65%. En una demostración de fútbol directo y efectivo, Uruguay ganó a Portugal con una posesión del 39%.

Todo esto no quiere decir que la posesión conlleva perder partidos, sino que resalta la necesidad de combinarla y aportar otros elementos, como por ejemplo: velocidad, ataque directo, contragolpes o jugadas a balón parado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s